HUELVA, PROVINCIA QUE MARCA

UNA PEQUEÑA DECEPCIÓN

Cuando estábamos preparando el viaje a Huelva teníamos en la cabeza el viaje que hicimos a Murcia y Almería en el 2016, donde a pesar de ser Enero la costa estaba bastante animada. Pero la realidad no ha sido así. La Costa de la Luz es un desierto en Enero. Así que nos ha permitido dedicar más tiempo al Algarve portugués. Pero claro, eso no lo sabíamos mientras estábamos haciendo el viaje, así que vamos por partes, como dicen que decía un forense.

Aprovechando el recorrido Norte Sur, nos planteamos una visita en detalle del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, , la zona de Riotinto, una parte del Condado, curiosidad por sus vinos, los lugares Colombinos y la Costa de la Luz. Han sido casi once días incluyendo los casi dos de aproximación.

Y la ruta de siempre de aproximación

De una forma u otra el recorrido Bilbao, Santander, Reinosa, Aguilar, Palencia, Valladolid, Salamanca, Plasencia y Caceres, es probablemente el que más veces hemos repetido y el que aún nos da muchas satisfacciones. A la bajada nos desviamos a Granadilla, pequeños restos de una población medieval, utilizada ahora para ecoenseñanaza y que era, una más de las poblaciones que se despoblaron para aumentar el embalse cercano de Gabriel y Galán, pero que finalmente no se hizo.

Y a la vuelta vimos los restos arqueológicos romanos de Cáparra, que aún siendo pequeñas, son muy completos. Además del arco de cuatro pilares, sorprende la muralla, edificada desde la fundación del enclave y un anfiteatro rural muy interesante.

El centro de interpretación es competente y un vídeo virtual interesante.

Para completar el triángulo paramos en Hervas. Esta vez, en vez de ir a nuestro aire como hemos hecho muchas veces, al pasar por Turismo, nos bajamos un app muy razonable para visitar los once sitios remarcables. Como no podía ser de otra forma parte del recorrido es por la judería. Por primera, vez hemos visto el Museo Perez Comendador-Leroux, que es una sorpresa por el volumen y calidad de obra de todo tipo del escultor y de pintura de su mujer.

Comimos en el 60, sentados junto a la chimenea donde se hacían nuestras carnes, bueno, para ser más exacto las carnes del cochino que nos comimos.

Siguiendo en esta aproximación, dormimos en Cáceres. Para nosotros probablemente la ciudad medieval más bonita de Europa. Fácil para los autocaravanistas por el área que tienen y sobre todo la flexibilidad, ya que la zona específica de AC´s siempre está petada.

Paramos en Almendralejo, visita superficial y pendiente de visitar sus bodegas. Zafra para ver sus plazas, la grande y la chica, contiguas, el castillo/parador y camino a Jerez de los Caballeros. Una coquetería de pueblo. Templario. Otro más para las leyendas.

Mentalmente aquí se acabó la aproximación ( predomina la velocidad a las visitas) y empieza el viaje.

Y llegaron los Reyes Magos : 1, 2 , 3

Para los que se hayan cabreado por decir 1, 2, 3 solo mencionar que no es el número de Reyes Magos, sino las veces que pudimos verlos. No deja de sorprender que las previsiones meteorológicas, hagan cambiar, en multitud de sitios, la fecha de la cabalgata. La primera la vimos en Fregenal de la Sierra el día cuatro, la segunda en Aracena , el día cinco, se retrasó por la lluvia pero después  paró un poco, se animaron y al salir volvió a llover. Y el día seis disfrutamos probablemente, del más entrañable en Alajar.

Las tres fueron muy bonitas. Aprendimos que se estilan los cuadros/escenas. Pero fijas, las personas no se deben mover, y las posturas de las manos y las caras son como una foto parada. Debe ser canso.

En las tres se veía que la participación de niños y adultos era muy grande para el tamaño de las poblaciones que son. Y en las tres, pero especialmente en la más pequeña , la de Alajar, el presupuesto en caramelos tuvo que ser inmenso.

Hemos disfrutado como niños y no se cuantos kilos de caramelos hemos traído a los nuestros

Y empieza la provincia de Huelva; Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche

Si buscas grandes montes o vistas, pueblos preciosos con mucha personalidad o cuencas salvajes, este parque no es el tuyo. Grande en extensión, pequeña colinas, alcornoques y encinas. Pura dehesa. Zonas de castaños, mucho matorral, brezo, tomillo, madroño… El renombre internacional de ésta zona es por su cerdo y por la aburrida población de Jabugo que le da nombre.

Hemos podido ver los jabuguitos en media libertad, y nos ha divertido su curiosidad. Cuando hemos hecho recorridos, ya sea andando o en coche, al oírnos se nos juntaba toda la piara. Parece que no hay mucho tráfico.

En general cada pequeña población, casas blancas,con su bar, restaurantes de barra y mesas y tienda de productos del cerdo y diferentes alcoholes muy típicos(madroño, algarrobo, castañas, guindas). Se respira un ambiente agradable y adormecido. Enero no es un buen momento para disfrutar de la sierra. La entrada la hicimos por Encinasolo, y fueron pasando Cumbres de San Bartolome, de Enmedio y Mayores. En Cumbres Mayores nos estrenamos con el cerdo, el guarrito, en otros sitios llamado cochifrito y unos sanjacobos que una ración da para dos. En Pata Chica. Recomendable.

Galaroza, Jabugo, Fuenteheridos hasta Aracena. Ejerce como capital de la zona. A los esotéricos de medio pelo, castillo templario en la cima del monte y que debajo esté la gigantesca y espectacular Gruta de las Maravillas les motiva excepcionalmente. Mucho telurismo suelto.

El Museo del Jamón , sin ser una maravilla, te ubica un poco en las definiciones alrededor del cerdo ibérico. Fue curioso que justo cuando vimos el museo apareció la noticia en la prensa del fraude de los jamones del Carrefour y que hará mucho daño a la marca pata negra.

Una curiosidad y que nos imaginamos que está relacionado con Navidades y muy visible en todos los pueblos,  son las fundas de ganchillo de los arboles. Tanto en el tronco pero tambien con muchos adornos en la copa.

Olvidándonos de la carretera general,  fuimos desde Aracena por una  carretera local que une,  probablemente los pueblos más bonitos de toda la sierra. Linares de la Sierra, colgada, en cuesta. Una plaza que además es plaza de toros, un lavadero, fuente y alberca espectacular. La iglesia San Juan. Varios bares, casas rurales. Y hacen un belén viviente. Como héroes que fueron, lo hicieron cuando tocaba y como decían, con la tromba de agua no se veía ni la Anunciación.

Alajar, una sorpresa agradable. Es un centro de paseos por la sierra, ya que cerca tiene la Peña Arias Montano . Conviene hacer una consulta a wikipedia, ya que el susodicho, ejemplo de humanista en la época de Felipe II, optó por su Imserso particular en la peña, dicen que viviendo como un eremita.

La policía ponía vallas a la entrada y al preguntarles si había algo especial, pues no. Hay muchos restaurantes y un flujo de gente y vehículos que colapsarían al pueblo.

Nosotros estuvimos dos días, uno dedicado a la cabalgata de reyes.Rural y muy bonita. Y el segundo para hacer un camino hasta otra población sorpresa que fue Castaño del Robledo. Para picar optamos por el bar La Parra. Muy bueno. Probamos por primera vez las castañetas y lagarto. Trozos de cerdo, como no. Las admigalas y la carne que recubre la espina dorsal. Acompañado del vino de naranja onubense. Lo probamos por primera vez en Sevilla, y nos explicaron que era de Huelva. Luego en las bodegas pudimos ver la relevancia que va tomando, aún cuando siga siendo poco conocido.

Castaño del Robledo, Otra población en cuesta fuerte. Blanca, entre el bosque. Como fuimos andando, fue una aparición. Tomamos algo en los dos bares de la plaza y pudimos comprar en una pequeña carnicería, chorizo y morcilla ibérica (para comer sin cocer ni freír).

Almonaster la Real, probablemente la visita que más nos impactó por los excepcionales restos de la mezquita califal inmersa en la alcazaba. Y el pueblo muy agradable y con área de aparcamiento de AC, que no se estila mucho en la Sierra, ni en Huelva en general. En Palos de la Frontera incluso firmamos una queja en Turismo por la falta de todo tipo de servicios para AC

Cortegana es el final de ésta ruta tan agradable. Pueblo con castillo y al que subimos para ver cerca de la iglesia el nuevo monumento a Fray Alonso Giraldo de Terreros, que nos había comentado una amiga nuestra.

Desde Cortegana y después de bastante recorrido por llanadas  está la población de Aloche con la que dimos fin a la sierra. Pueblo blanco, castillo y plaza de toros.

Rio Tinto

La imagen que tiene uno de las minas de Río Tinto no se puede ver aún. Dicen que la van a preparar para poder visitarla en el futuro. Las opciones que tienes gestionadas por el parque son: Museo Minero, Tren minero (cuidado horarios y fechas), Casa 21 del barrio hecho para los jefecillos ingleses de la mina y la Peña de Hierro que es otro de los centros de extracción, que si está accesible.

Otras opciones diferentes son carretera a Campofrio y a Nerva y lo que se ve, es impresionante aún cuando no sean más que escombros. Montañas de ellos.

Como nos llovió tuvimos que olvidarnos de la tercera opción, pensada sobre todo para sacar esos colores tan insanos del río, pero que exige andar por las cuencas del río. Y no tocaba.

Vimos al museo minero (ir abrigados en invierno) que es completo, aún cuando a veces, demasiado técnico. Merece la pena En el precio está incluida la vista a la casa 21. Graciosa. Pero la visita es a la tarde.

Desde luego volveremos, cuando abran el gigantesco cráter de la mina a cielo abierto. Sorprende sobre todo las dimensiones de todo, incluidas las máquinas que vimos en funcionamiento y que pensaba que solo se veían en Australia.

El Condado

Teníamos curiosidad por conocer más de cerca el vino del Condado. En la provincia a excepción de en el condado, no se ve mucho y cuando se ve, se parece más al vino turbio de año sin filtrar y tan bueno como la suerte que tengas.

En Bolullos Par del Condado pudimos ver el centro del vino del condado de Huelva, que está ubicado a la entrada de la bodega de mayor producción del condado, Vinícola del Condado. A pesar de la historia noble que tienen por haber sido los vinos que se cargaron en las Carabelas del descubrimiento, ahora tienen una vida dura, ya que no son tan conocidos, y en según que tipos de vinos tienen mucha competencia con Jerez de más renombre. En blancos jóvenes son bastante buenos. Los vermú y el vino de naranja excepcionalmente buenos.

Tuvimos suerte en la bodega ya que tanto la Juani como las Inmas nos trataron con mucho cariño y dedicación, a pesar de ser solo dos y encima haber venido casi sin avisar. Para los que estamos acostumbrados a ver las bodegas de añadas, las de soleras y entender el proceso ha sido lo más estimulante de la visita. Ver las barricas, que no saben que antigüedad tienen y que dentro tienen el oro puro al que le van mezclando un poco de vino cada vez y así ad infinitum es difícil de entender.

Bollullos  es conocido también por los Mesones donde el tapeo, incluida la gamba blanca de Huelva es muy bueno. Nos tuvimos que pegar una siesta, ya que las degustaciones en la bodega y en la comida no nos dejaron conducir.

Y  después fuimos a lo que se podría llamar la capital histórica del Condado, Niebla.

Hace siglos, fue una de las primeras veces que hicimos visita guiada. Ahora la hemos visto más triste. Las murallas siguen, el castillo tabién y la iglesia/mezquita es lo más destacable. Y un pequeño museo que merece la pena ver, por el continente y el contenido.

Los lugares Colombinos

Pasar por Huelva exige hacer un poco de historia de los descubrimientos. Moguer, Palos de la frontera, La Rábida son zonas donde sigue estando presente los recuerdos a Colón y a los ilustres acompañantes. Lo curioso, es que ahora al escribir estas notas, de estos dos pueblos el recuerdo es del blanco refulgente.

La luz es algo especial en algunas zonas de Huelva. Moguer , tiene el corazón dividido. Recuerda a Colón y sus compañeros, pero sobre todo a Juan Ramón Jiménez. Dura competencia.

A través de muchas esculturas y placas de las calles, todo el pueblo es una loa a Platero y a su escritor y su esposa, Zenobia.

Plazas agradables, ambiente agradable.

Muy relajante Palos de la Frontera, acaban de inaugurar la fachada del ayuntamiento que es toda una declaración de principios. Estilo naif, muy colorido y descubrimiento. Por algunos detalles como algunos de los proyectos que nos explicaron en la oficina de turismo, equipamiento de las plazas y paseos, parques y todo lo visible, parece que es un ayuntamiento que gestiona bien el dinero que recibe. Vimos tambien el museo de la casa de Pinzón. Curiosa.

En el lugar de la Rábida, pertenece a a Palos, hay mucho para ver, pero Ana tuvo paciencia y me dejó volver a ver las carabelas por dentro. Parece mentira que por ahí se pueda sobrevivir a un temporal.

Huelva capital y la costa de la luz

Hicimos una parada técnica en Huelva para Ana. Yo me dediqué a ver la ciudad. Tres horas. Cuando terminó le propuse que nos fuéramos. No conseguí decirle dos cosas que me gustaran. Es probable que dada la calidad gastronómica y la abundancia de bares, se puede hacer una ronda alcohólico-gastronómica excepcional. Pero de visita…..

El recorrido por las playas tocó bastantes de las zonas más conocidas. Pero ya sea por nosotros, por la falta de gente o por algo que se nos escapa, no conseguimos que nada nos moviese a pararnos y pasar la noche. El Rompido, Punta Umbría, La Antilla, Islantilla, Isla Cristina, Punta del Moral e Isla Canela , se nos han mostrado como zonas muertas en las que para el turismo de invierno y buen tiempo, resultan difíciles. Nada que ver con lo que vimos en Murcia y Almería, ni con lo que unos días después nos encontramos en el Algarve.

Así que tomando una cerveza en una de las plazas del agradable pueblo de Ayamonte, decidimos que igual nos íbamos a ver un poco del Algarve. No sabíamos donde nos metíamos. Pero eso es otra historia.

Resumen

Cuando vinimos por primera vez a Huelva nos enamoramos de Aracena (camping, piscinas, íbamos con muchos niños…) y vimos por primera vez los resorts tipo pulserita y todo incluido. Han pasado siglos, y ahora Huelva no nos ha enseñado otra cara novedosa.

Pero seguiremos volviendo a la sierra, en temporadas de paseos y tendremos que conocer más bodegas para poder hacer un monográfico sobre la DOC del Condado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s