Últimos artículos

UN TROZO DE LA RAYA Y ALGO MÁS

ALDEIAS HISTÓRICAS DE PORTUGAL:

DOCE RAZONES PARA VIAJAR POR LA RAYA CENTRAL

Quizás es un poco injusto remarcar en el título sólo a las aldeas históricas.

Ha sido un viaje largo, por muchas zonas ya visitadas, pero que ha tenido agradables descubrimientos a los dos lados de la Raya y más allá…

Ledesma, Los Campos del Renacimiento, las pozas de La Vera y una larga lista de reencuentros nos han animado en nuestra despedida del Verano.

Con las primeras lluvias fuertes, procedentes del Ciclón Danielle, que oídas dentro la AC nos hicieron cruzar los dedos pidiendo que Kapu siguiera herméticamente cerrada, optamos por poner camino a casa.

¡Al tajo!

Aún cuando hemos estado más cerca del Duero.

Sigue leyendo «UN TROZO DE LA RAYA Y ALGO MÁS»

PASEANDO POR EL ADRIÁTICO

CROACIA, MONTENEGRO, ALBANIA Y PUGLIA

No hay nada como revisar escritos y fotos antiguos para notar el peso de los años.

De los otros, ni comento.

En éste viaje repetiamos sitios que nos habían enamorado para poder verlos con más tiempo. Lo que no nos habíamos dado cuenta en el viaje, pero si ahora al escribirlo, es que el más cercano era del 2015 a Puglia y a Croacia el primero en el 2011 y el segundo en el 2014. Ufffff y parecía ayer.

El objetivo expresado y verbalizado por algún miembro de ésta pareja, era estar siempre a la vista del mar. Y la compensación ha sido pasar varios días en Roma.

Así todos contentos.

El viaje de ida ha sido solo por tierra y con pocas paradas antes de llegar a Trieste.

Trocito de costa de Eslovenia, Croacia, Montenegro, solo un suspiro, y Albania.

De ahí en barco hacia Brindisi.

Y tuvimos algunas dudas si cerrar el círculo alrededor del Adriático yendo hacia Rávena que nos gusta mucho. Pero demasiados kilómetros y Roma esperándome (realmente con la gente que había a Roma, poco le importaba si iba o no….), por lo que optamos por ferry desde Civitavecchia hasta Barcelona.

Aún y todo, han sido siete mil kilómetros sin contar trayectos de barco.

Al precio del gasoil mejor olvidarme de hacer matemáticas…

Hemos pasado cincuenta y dos noches y esta vez hemos utilizado muchos autokampers, modalidad barata en Croacia y en Puglia, pero difícil en Montenegro y escasa en Albania.

Kapu se ha portado, pero hemos tenido dos sustos. Uno por el sistema de encendido del frigorífico y otro por no poder cerrar el toldo completamente por haberlo recogido mojado. Es curioso que conduciendo, parece como si la carretera fuera una sucesión de gasolineras, talleres mecánicos y tiendas de neumáticos (Albania parece un gran taller con poblados entre medio), pero cuando los necesitas y miran la AC empiezan a dirigirte a otros sitios. Y el idioma es una barrera dura. Como pasa en España, el inglés no está muy extendido, fuera de los jóvenes, en el entorno laboral.

Pero nada realmente preocupante aun cuando te fastidien un par de días.

Os paso el enlace del mapa del viaje. En negro los sitios donde hemos dormido, en azul los sitios donde hemos estado.

! Que aproveche !

https://www.google.com/maps/d/u/0/edit?mid=1sRRytFXg8TwOL_duBNdT41zcw10URONj&usp=sharing

Sigue leyendo «PASEANDO POR EL ADRIÁTICO»

El Camino Olvidado en tiempos de Pandemia: Llegada a Santiago (II)

¿ donde nos cortó la pandemia?

En febrero del 2020 aún no sabíamos lo que nos venía, pero de pronto tenemos un vacío en varios meses de estos años 20 y 21 donde hemos ejercitado una cura de humildad impuesta, y donde aún no sabemos que quedará de todo esto. Cuando empecé a escribir el artículo, volvíamos a estar preocupados por los adolescentes y la extensión de ésta enésima casi ola, de la delta y no acabar de ver claro qué pasará. Y eso que estamos vacunados.

Ahora, casi un año después cuando he retomado ésta entrada despistada me resulta aún más difícil de asumir lo que cambió nuestras vidas el bitxo. Espero que podamos olvidarlo algún día.

Los que leyeron la primera parte, saben que lo dejé en Aguilar de Campoo, y desde Aguilar, empecé un soleado y caluroso 15 de Junio del 2021, uno de los pocos realmente de verano en esta extraña segunda quincena de Junio con más tormentas y lluvia que las que un peregrino desea.

Pero para los que desconozcan que es el Camino Olvidado os adjunto un resumen de mis etapas y lo que me ha aportado este peculiar Camino Viejo de la Montaña.

La parte de puntos de información, webs, wiki, etc. ya están detalladas en la primera parte.

Sigue leyendo «El Camino Olvidado en tiempos de Pandemia: Llegada a Santiago (II)»

BAJO EL FRÍO DE LA TOSCANA

UN VIAJE DESEADO Y RETRASADO POR EL BITXO

No entramos en la discusión de si ya tenemos mucho para ver en España y no hace falta salir fuera. Pero llevábamos mucho tiempo viajando dentro de la Península Ibérica. Y hacían ganas. Viajar en sí, es la excusa para intentar conocer y conocerte mejor. Y cambiar de idiomas es un reto adicional, soltando más adrenalina en el viaje.

Como además nos gusta Italia, queríamos hacer viaje de microturismo. Mucho tiempo para pocos kilometros. Los preparativos de búsqueda se centraron en dos valles muy conocidos, el de Chianti y el de Orchia. ¡Pura Toscana!.

En la imaginación teníamos todos los tópicos posibles: sol, campos de trigo y cebada, colinas, pueblos en las colinas, cipreses no mortuorios, vides, cigarras y mucho sol y calor.

El peso de las películas y las lecturas relacionadas con éste pedazo de sueño, me despistaron los suficiente como para no acordarme que el viaje lo empezábamos celebrando la Nochevieja en Jaca.

No es queja, ya que hemos tenido la infinita suerte de tener 29 de 31 días de sol. Un sol brillante que ha dejado algunas fotos sorprendentes del cielo de Enero. Pero no calentaba lo suficiente para quitar la capa de hielo de Kapu hasta bien pasada el mediodía. Y oscurecía muy pronto.

En la práctica, alicientes para ver una Toscana sin turismo, sin cigarras, sin calor y con otro color. Y a pesar de todo, se me han acabado los adjetivos. Es difícil de entender que, sin gente, con muchos comercios y por supuesto bares y restaurantes, museos y oficinas de turismo cerrados hasta al menos semana Santa, hayamos seguido disfrutando de unas zonas que están, sin dudarlo, entre las más bellas que conocemos.

Difícil también ser capaces de trasladaros tantas sensaciones sin caer en los mismos adjetivos. Se intentará.

Sigue leyendo «BAJO EL FRÍO DE LA TOSCANA»

Pateando Las Merindades

después de muchos DÍAS bajo la lluvia

Se nos había olvidado esa Euskadi que aparece en 8 apellidos vascos donde siempre llueve. Y se ha hartado a llover. Noviembre del 2021 ha sido con diferencia de los meses más lluviosos de los que se tiene registro. Así que cuando nos dijeron que venía una semana buena, salimos a secarnos nosotros y Kapu, que milagrosamente aguantó estoica y sin filtraciones la chaparrada.

Por cercanía optamos por patear las Merindades, que tienen un patrimonio muy interesante de nacederos de ríos, cascadas, desfiladeros y demás variantes acuíferas. Sin olvidar la espina dorsal del Ebro, que estaba crecidito, como lo sufrieron en Navarra y Huesca.

Lo que no nos imaginábamos, es que muchas de las cascadas mueren casi en el mismo momento en el que deja de llover.

Ni tampoco que el sol, que estaba por ahí arriba, estuviese tan tapado en una niebla que te deja helado.

Nosotros no somos de nieve, pero es la semana que más frío continuado hemos pasado, con casi todas las noches bajo cero y con las mañanas que no se despejaban hasta la hora de vermú vizcaino, allá por la tarde. Y como buen invierno oscurecía pronto.

Curiosamente y para lo vagos que somos cuando estamos sin sol, nos hemos puesto las botas todos los días y casi todos alguna rutilla ha caído. Y aún cuando parezca que me quejo, ha sido divertido.

las merindades

Para muchos vizcaínos (especialmente los que no van a Castro, Laredo, Noja, Ajo…) la zona norte de Burgos ha sido desde hace mucho tiempo una salida natural. El valle de Mena, y el triángulo de Villarcayo, Medina y Espinosa son puntos habituales de visita y estancia.

Como historia, la tienen amplia, por ser el nacimiento de Castilla y el Monasterio de Oña el primer panteón Castellano. Y como arquitectura, mucha de la que nos gusta con más de cinco rutas de románico rural y algunos ejemplos espectaculares (Vallejo, Sión, Pantaleón…..) que justifican solo el viaje.

Pero esta vez no tocaba. Queríamos cascadas y arroyos y el Ebro.

Si hablamos del patrimonio acuífero, en los folletos turísticos aparecen 38 lugares de interés. Y que por una vez parecen de verdad interesantes.

Nosotros no podíamos llegar a todo y nos hemos quedado con ganas de repetir, ahora que sabemos algunos trucos. Los más importantes, es que para las cascadas o saltos hay que ir cuando llueve o acaba de dejar de llover. Y que hay que llevar katiuskas altas o te tienes que dar la vuelta al poco de empezar. No sabes cuando empieza el arroyo o acaba el camino, ambos con agua.

Éste fue nuestro viaje (la mayor parte de las rutas que hemos hecho están en Wikiloc en mi cuenta Josu Lesaka Lizaso)

Sigue leyendo «Pateando Las Merindades»

Confinados perimetralmente toca conocer mejor nuestro alrededor: Un trozo de Araba

CON PRECAUCIÓN PERO VIAJANDO

Con la que está cayendo algunos ven con malos ojos que sigamos viajando.

Y se puede entender aún cuando no lo compartamos.

Hemos respetado escrupulosamente las indicaciones. Si nos confinaban en Portugalete, visitábamos los barrios por los que nunca habíamos andado y los de la localidad colindante. Si nos confinan en Bizkaia, la pateamos como si nunca la hubiéramos visto.

Ahora nos han dejado la Euskadi autonómica y nos hemos ido a Araba, de la que conocemos bien poco.

Cuando nos dejen movernos más, lo haremos. Respetando todas las limitaciones, pero viajando.

Viajar para nosotros no es un capricho, sino una forma de vivir.

Ya no sabemos disfrutar entre cuatro paredes fijas.

el tÓpico: la llanada alavesa

Para muchos de los que somos giputxis o bizkaitarras de adopción, la primera palabra que nos sale al pensar en Araba es su llanada.

A veces parece que muchas zonas de interés que están en Araba las asignamos a otras autonomías o territorios históricos, con lo que nos acordamos solo de la llanada. Y así la zona de vinos la ponemos bajo el paraguas de Rioja, el Gorbea a los bizkainos, el parque de Aitzgorri -Aratz a Gipuzkoa y otras como Izki o la montaña alavesa ni sabemos lo que son.

Esta tierra de transición desde hace muchos siglos está muy bien descrita por Gorka Knorr:

Araba, oi Araba!
zu ote zare
aitaren zazpigarren alaba?
Iparraldeko oihanek
diraute lerdenik
hegoa-aldean, berriz
zelai bilutsik, bilutsik.

Este artículo es la suma de dos viajes que hemos podido hacer y para facilitar la consulta lo he dividido por rutas que hemos hecho, más que por la propia estructura administrativa de Araba que son sus siete Cuadrillas (Zazpi talde Araba bat):

Un paseo por las vertientes de la Sierra Toloño.

El Ferrocarril Vasco Navarro y el Parque de Izki

La sierra Aratz Aitzkorri

La llanada y el parque de Garaiao

Disfrutar si aguantáis hasta el final.

Leer mAs

A vueltas por Teruel

una semana plagada de dudas

Ana tenía pendiente que le confirmaran cuando le tocaba la infiltración, pero con su rodilla, quedaban prohibidos todo tipo de paseos serios.

Íbamos a ir a Cataluña, parando en Jaca hasta saber fecha. Pero Cataluña optó por cerrar toda la parte de bares y restaurantes y tuvimos que dejarlo.

Navarra ya estaba a punto de confinarse, con lo que descartado.

Otoño con las viñas es más que bonito así que optamos por acercarnos, una vez más, a la carretera desde Briñas hasta Logroño. Y esperar a saber cuánto tiempo nos podríamos ir bajando lentamente hacia Teruel y la comarca del Matarraña.

No sabíamos la que nos venía encima y ahora ya confinados mientra escribo, es difícil no sonreír viendo el resultado de éste viaje que será el último por una temporada.

Afortunadamente al volver el Domingo teníamos claro que tocaba parar. Justo un poco antes que Lehendakaritza declarara el confinamiento general y municipal. Y aún cuando cansados y frustrados, con la que está cayendo es lo mínimo. Yo ya estoy mirando algún curso de larga duración vía youtube.

Sigamos con la sonrisa y a por una semana de diversión, con una mezcla de zonas conocidas y zonas nuevas vistas a vuela pluma en una semana. Si, solo, ya que al final el lunes nos dijeron que la infiltración sería exactamente una semana después. Por una vez han sido rápidos partiéndonos por la mitad la estimación de viaje.

Leer mAs

Joyas de Portugal

DESDE FIGUEIRA DA FOZ HASTA BRAGA

Por temas familiares fuimos hasta Figueira da Foz y nos planteamos cómo seguir el viaje.

Para mi desgracia descartamos bajar: !Adiós Óbidos y sobre todo Lisboa!.

Ya habíamos descartado Porto, y nos gustaba la idea de volver al relajo de los ríos. Y de paso teníamos Guimaraes que nos gusta y con Braga llegamos a un consenso; si lo veíamos con demasiada gente escapabamos hacia los brazos de Ponte de Lima y volver a empezar.

Mirándolo en el mapa hasta parecía tener sentido, conocer Figueira que nunca nos había atraído, confirmar si Aveiro nos seguía sin gustar como las veces anteriores, huir de todos los pueblos cercanos a la gran urbe de Porto y descansar en Guimaraes.

¡Planazo!. Todo apuntaba a una cansado kilometraje, como había sido la bajada sin alicientes.

Pero rascando Portugal siempre te sorprende.

Y de eso va éste artículo.

Leer mAs

Río Miño

el sil lleva el agua y el miño la fama

Quizás el hecho de que el Miño sea 100% gallego hizo que, en algún momento, a la hora de las denominaciones, en vez de ser un afluente del Sil, hablemos ahora del Sil como afluente del Miño.

De todas formas el Sil tiene la suficiente entidad como para que en algún momento le dediquemos un artículo como un río por separado.

Pero ahora toca Miño.

Los datos de Wiki :

«Nace en el Pedregal de Irimia​ de la sierra de Meira, a unos 695 m de altitud, en el municipio de Meira, al noreste de la provincia de Lugo y recibe las aguas de diferentes fuentes entre las que se encuentra la laguna de Fonmiñá Pastoriza en la comarca de Tierra Llana, sita en la misma provincia, a 600 m s. n. m., siendo ésta el primer afluente de importancia. Todo su curso alto está declarado Reserva de la Biosfera. El río Miño recorre sus primeros cuarenta kilómetros por la meseta de Lugo (comarca de Tierra Llana o Terra Chá), penillanura cuya altitud oscila entre los cuatrocientos cincuenta y los seiscientos cincuenta metros sobre el nivel del mar. Durante todo su recorrido está encajado de forma que su cauce es profundo y ancho y carece de valle aluvial.

Sirve, en sus últimos 76 km, de frontera entre España y Portugal, y desemboca en el océano Atlántico formando un estuario entre A Guarda y Caminha. Es navegable en sus últimos 33 km, hasta Tui.

Entre Lugo y Orense, el Miño cuenta con tres embalses (Belesar, Peares, Velle) y entre Orense y la frontera con Portugal con dos embalses más (Castrelo y Frieira).

El Miño pasa por las localidades de Lugo, Puertomarín, Orense, Ribadavia, Francelos, Tuy, Tomiño y La Guardia, entre otras.

Sus principales afluentes son los ríos Sil, Neira, Avia, Barbantiño, Búbal, Arnoia.»

Fin de la cita

Lo realmente sorprendente es como esos 76 kilómetros de frontera han marcado durante siglos la configuración de las riberas, tan cerca y tan lejos.

Sin animo de destripar el artículo, tengo que reconocer que la zona portuguesa nos ha dado más alegrías. Es más fácil ver españoles en la parte portuguesa que al revés.

Nuestro recorrido va desde el estuario ( ya comentado en el artículo del Camino de Costa Portugués) hasta Ourense, dejando todo el tramo de Lugo para otra vez.

Bueno, dicho ésto vamos al relato.

Leer mAs

Nómadas Fluviales

DISFRUTAR DEL BUEN TIEMPO Y DEJARSE LLEVAR: No solo mar y playa

Nos gusta el sol. Y vamos al monte o a la playa. En verano intentamos evitar las zonas saturadas de turismo y que, para las AC, cada vez las están poniendo más difícil.

  • De un viaje anterior teníamos pendiente la mitad de la Ría de Pontevedra y la de Vigo.
  • Nuestra hija iba a hacer el Camino Portugués de la costa.
  • Galicia como Portugal, tenían los mejores ratios de la pandemia.
  • El turismo estaba destrozado por lo que no esperábamos que hubiera demasiada gente.

Y Ana exigía sol y playa , después de tanto confinamiento.

Con todo esto ya empezamos el recorrido con un mapa bastante claro.

Pero últimamente, al contar con más tiempo, los viajes tienen vida propia.

En las ciudades grandes vimos mucha gente y a medida que pasaban las fechas más gente por las playas, así que después de bastante baños y playas que no conocíamos, optamos por cambiar de planes y hacer un viaje cultural más por el interior de Galicia y por las ciudades del norte de Portugal.

El tiempo ayudaba ya que durante julio, Agosto y Setiembre en éstas zonas ha sido un verano excepcional.

Y aún cuando parezca ridículo, empezamos a darnos cuenta que el Miño no solo unía ciertos pueblos y ciudades sino que, gracias a las playas fluviales, era y es una alternativa al turismo de playa y monte. Y ese ha sido nuestro descubrimiento, tarde, pero con intensidad.

El resultado es que además de la Península do Morrazo y el Camino Portugués, donde hemos invertido tiempo ha sido en el Miño, el Lima/Limia y en algunos afluentes como el Tamuxe, el Coura y el Avia.

Tanto nos ha gustado que en la lista de viajes pendientes acabamos de poner seguir el Sil y el Duero, como futuros viajes.

Los vikingos con sus drakars siguieron los ríos como fuente de saqueos y riquezas.

Nosotros nos conformamos con las vistas, las playas y los restaurantes y ver, sin saquear, las ciudades que lo acompañan.

El viaje nos ha llevado setenta días. En el mapa que os adjunto aquí, podéis ver los puntos donde hemos dormido. El aspecto anárquico del recorrido realmente ha sido así por muchas razones, y por FB podéis verlo. Desde bajadas hasta Aveiro y Figueira da Foz por tema familiar, saltar desde Exposende hasta Vila Nova de Cerveira por las bombas de agua de Kapu y desde Aldán hasta Ponferrada por un funeral.

Sigue leyendo «Nómadas Fluviales»