Bastidas y Pueblos más Bellos de Francia en Dordoña/Perigord

Para hacer un chiste fácil, podría haberlo titulado: Íbamos a Borgoña y nos quedamos en Dordoña…. . Habíamos previsto un viaje largo y tuvimos que acortarlo, así que dedicamos cuatro días a ver una pequeña parte de Perigord, centrándonos en las Bastidas y en varios ejemplares de pueblos de la lista de los Más Bellos de Francia.

Para los puristas conocedores de las regiones y departamentos franceses, dirán que no es lo mismo Perigord que Dordoña y es verdad, pero en términos turísticos siguen usando la diferenciación de Perigord Blanco, Negro, Verde y Púrpura. Nosotros hemos andado por el negro (zona de Sarlat) y bordeando el Púrpura (zona de Bergerac).

Otra división, más en concreto de las zonas que hemos estado y que también se usa mucho en los carteles e informaciones, es Valle de La Vezere, de la Dordogne y Pays des Bastides .

A veces parece que nos lo ponen difícil para explicar donde hemos estado…

Sea cual sea la división, Perigord es un disfrute para el viajero. Es una zona que nos enamora y algo bastante difícil en otras zonas, da lo mismo cuantas veces vayas, siempre tienes cosas para ver.

Lo que si hemos notado es la diferencia entre la temporada “turística” muy animada e incluso en determinados sitios con demasiada gente y antes de Semana Santa con los comercios y los propios pueblos en hibernación.

Las bastidas

Los siglos XII y XIII son especialmente divertidos. Claro, si los lees en libros.

Epoca de la segunda y sobre todo tercera cruzada, Ricardo Corazón de León, Juan Sin Tierra, Barbarroja, el eterno Felipe Augusto, Saladino, el fundador de los templarios Bernardo de Claraval.

En esa época, para el reino de Inglaterra, la parte más influyente y aportadora de riqueza eran sus dominios en Francia. Por eso a veces nos despista que esos reyes ingleses tan conocidos en la literatura, en vez de estar en el lluvioso Londres pastasen por Francia.

Y todo ese periodo fue tan cruento, que le llamaron, la primera guerra de los cien años. Incluso los que estamos volviendo a ver toda la serie de Juegos de Trono, nos quedaríamos asustados si pudiésemos ver este periodo por una mirilla.

Sigue leyendo “Bastidas y Pueblos más Bellos de Francia en Dordoña/Perigord”

Navidades en Pau

En su momento nos gustó la visita a Pau, por lo que estas Navidades, en vez de ir a Burdeos, que al ser tan grande había mucho ruido con los chalecos amarillos, optamos por ver a Papá Noel en Pau.
Y luego aprovechar la visita para hacer un pequeño recorrido de vuelta por Iparralde, aprovechando este buen tiempo tan poco navideño, pero tan agradable.
Y ha merecido la pena. A escala pequeña, comparada con los grandes clásicos de los mercados de Noel, tanto en Pau como en Bayona, habían conseguido un buen ambiente navideño.

Estatua de Enrique IV en formato bola de Navidad

recorrido

Salimos de Tolosa y queríamos llegar a Pau directamente. Optamos por subir por Pirineos y pudimos ver bastante nieve en el puerto de Somport. Pero nada en las pistas de esquí de Candanchú o Astún.
Siempre que podemos paramos a almorzar en un bar de Yesa: el Yamaguchi II. Buenos bocadillos de chistorra, magras y tortilla de chorizo. Y en Jaca también hay muchas y buenas razones para parar, pero esta vez no tocaba ni Jaca ni Canfranc, ni paradas intermedias en Olorón.

En Pau, debajo de la ciudad, junto a la Gare del tren se puede dormir con tranquilidad. Y al tener el funicular o la subida andando al lado, estás en el Boulevard de los Pirineos inmediatamente.

Desde Pau el recorrido que más nos gusta a Bayona, es el que pasa por Navarrenx, pueblo amurallado muy agradable. Conviene visitar la Boucherie Casamayou. Y pasar y parar en Sauveterre de Bearn, para ver la parte baja y el puente y el castillo.

Una vez llegado a Bayona, nosotros nunca hemos conseguido sitios muy buenos para pernoctar. Siguiendo el Adour hay una zona donde está una pescadería y cerca la Cámara de Comercio con zonas de aparcamiento. Ruidosas.

Desde Bayona hasta Hendaya entras en la costa Lapurditana y conviene pararse en las playas de Anglet, Biarritz, Bidart, Guetary, San Juan de Luz, Ciboure, Urrugne y Hendaya. Aún cuando no seas capaz de saber exactamente a cual de ellos pertenezca la playa donde estás.

El folklore vasco que se ve en las obras de Arrúe, Arteta y otros, se puede ver en vivo y en directo en la decoración de los caseríos y en las tiendas.

Biarritz siempre merece la pena una visita, si eres capaz de aparcar en algún sitio. Mejor ubicarse en Anglet y coger autobús.

Pensábamos que en San Juan de Luz, habría mercados, pero los concentran en el fin de semana anterior al 24. Por lo que disfrutamos de un paseo por la playa y luego un largo camino hasta el fuerte de Sokoa. Y en éstas fechas al menos hay sitio en el área al lado de la estación. Temporada baja, cuatro euros por el aparcamiento de 24 horas. Agua/electricidad pagas aparte.

Dique de Sokoa desde muelle de Ciboure

Pau

Durante muchos años ha sido una capital pequeña del departamento de Pirineos atlánticos, unión de las zonas históricas de Bearn y Pais Vasco Frances. Solo recientemente y gracias al gas, la población ha superado los 75.000 habitantes. Y se nota mucho en la construcción, ya que casi toda la visita está incluida dentro de las avenidas que respetan antiguas murallas.

Hay una parte baja, que junto con el río fue el origen de la ciudad, que aprovechó una colina cercana para asentarse.

Además fué cuna de Enrique IV ( III de Navarra) y por alguna extraña razón, consiguió ganar la batalla de la propaganda y a pesar de ser un cambiachaquetas/religiones/lo que fuera según el interés del momento, lo tiene aún ensalzado como el Bueno….. Lejos están nuestros borbones.

De la época más señorita mantiene un funicular para los viajeros que venían del tren y que ahora forma parte de las atracciones turísticas, pero se usa.

Pequeño y elegante

Al subir, está el sello de identidad más importante de la ciudad. Las vistas a los pirineos. Desde el Boulevard de su mismo nombre (cuya construcción en su época fue algo complicada) y con dos kilómetros desde el Castillo hasta el Palacio Beaumont, tienen la vista que Lamartine definió como la mejor vista de tierra, así como Nápoles tenía la mejor del mar.

Difícil que una foto se acerque a lo que ves…

Las fiestas del 2019 van desde el 23 de Noviembre hasta el seis de Enero. Conviene mirar bien el programa ya que hay espectáculos de luz y sonido, desfiles luminosos (éste año el 8 de diciembre) y actuaciones musicales.

Nosotros anduvimos por la parte más fija de las actividades, que están ubicadas en la Plaza Clemenceau con la mayor parte de las casetas artesanales y gastronómicas, en la plaza Royale, con la zona de juegos de niños, y casetas bares para los adultos….y en la de Georges V, donde estaba la gran noria con vistas a los Pirineos y un lujo para verlo de día.

Clemenceau
La noria de noche
Atardecer con los Pirineos al fondo

Tienen dos mercados de alimentación permanentes, uno de ellos mezcla ahora tan habitual de mercado y restaurantes gourmets, todo muy fino. Y el otro una carpa al lado, con el mercado de baserritarras. Algo más triste en estas fechas.

Y las calles comerciales, alrededor de plaza Clemenceau, engalanadas y atractivas.

Merece la pena coger el Coxitis, que es como llaman a la navette gratuita que circunda el cogollo de Pau.

Para nosotros Pau se ha convertido ya en una ciudad refugio donde volveremos a la mínima excusa.

Bayona

Sin intención de descubrir nada nuevo Bayona es una perita en dulce.

Pueblo pequeño ( sobre los cincuenta mil habitantes), con ríos, con barrios diferenciados, restos militares, buenos mercados y tiendas y un buen vivir que se nota en las calles.

Este año les ha pillado el toro de las obras de mejora, por lo que algo de equilibrios han tenido que hacer para mostrar su mejor cara de fiestas..

La zona de casetas navideñas está ubicada en un la punta de la península de la Petit Bayonne, una de las mejores vistas de los tres grandes barrios más visitados de la ciudad.

Días de sol

En frente, junto al ayuntamiento la noria que no puede faltar.

La sombra impensable en Navidad

Y en la zona del mercado han colocado un gran Papá Noel y su abeto faro.

Las fiestas van desde el cinco de Diciembre hasta el seis de Enero .

E incluyen actos tan vistosos, como la bajada en paracaídas o el rappel desde las torres de la Catedral del esforzado Papa Noel…

Y es de aprovechar también la Navette gratuita terrestre y durante estas fecha la fluvial para pasar al barrio de Saint Esprit.

San Juan de Luz

Es curioso que a Donibane Lohizune, estuvo a punto de comérselo el mar. Y que durante mucho siglos pasara de ser próspera a ser casi nada.

Unos diques, obra faraónica importante, desde Sokoa y en el centro de la bahía consiguieron parar el destrozo infligido durante siglos.

Un puerto muy protegido del mar…

Ahora es el ejemplo claro de postal folklórica del País Vasco Francés. Tanto por sus edificaciones, por la iglesia y los coros, por la tiendas, por los colores predominantes, por los anuncios, por las especialidades…

Desde Ciboure

Es un Gora Euskadi permanente. En pleno estado jacobino francés.

Pero la disfrutas y ahora con abundantes luces navideñas en la calle que le da el vigor comercial. Y, como contraste, poco más en el resto donde, salvo algún restaurante que nos martirizó con el olor a pescado ala brasa, se nota que en invierno se baja el ritmo de esta ciudad.

El paseo por la playa, por Ciboure o por Sokoa donde empieza el recorrido de la Corniche, son alegrías que te das a la vista y al cuerpo castigado por las navidades familiares.

Y con éste pequeño artículo acaba el 2018.

Para el 2019 ya tenemos la idea segura de Marruecos, Cabo de Gata o Dordoña según el tiempo de marzo, Semana Santa en Andalucía o Castilla y algo de Italia del Norte.

Luego será lo que sea, pero planes que no falten.

Urte Berri On

Una de Vikingos: Normandía

Si en poco tiempo te has tragado las series Vikingos, The Last Kingdom e incluso Norsemen, algo de sangre normanda corre por tus venas.

Así que con casco y espada nos fuimos a descubrir esa parte de Normandia, a veces un poco abandonada por los excesos del Desembarco y el  Mont  Saint Michel.

En el mapa que os adjunto, se pueden ver los principales puntos de interés que queríamos visitar, centrando nuestros esfuerzos y tiempo  en los departamentos de Orne, Eure y Seine Maritime. dejando Calvados y Manche como zona de visita rápida para una futura vuelta con más tiempo.

Para planificar el viaje nos hemos valido de las eternas Guías de Viaje  Anaya, de un blog muy bueno de Ion Ibañez  y de un friki de las guerras, del que he perdido el enlace, pero que al haberse visto todos los museos nos dió una pequeña lista de los “must”. Y aún y todo eran demasiados…

Del viaje anterior que hicimos, poco podíamos sacar, ya que hicimos el clásico de prolongación de Bretaña y vista de Saint Michel, Desembarco y tapiz de Bayeux.

Legado Normando

Resulta gracioso que la primera asociación que uno hace del legado normando es el de la destrucción completa, saqueo, pillaje….. y de eso hubo en abundancia en los primeros años.

Pero ¡ qué evolución más rápida tuvieron !, o que propaganda malévola nos legaron los monjes que sufrieron las primeras embestidas y que los consideraban diablos, como si los del propio país fueran santos.

En el VIII turistean la zona del Sena.

En el IX intentaron comerse París, pero se les atragantó.

A inicios del X, algunos (Rollo a la cabeza, para los de las series…) fueron  tapón en  contra de los nuevos que llegasen y  mano dura con los que ya estaban asentados.

En el X cristianización.

En el XI edad dorada de la recuperación de la riqueza eclesial y  de paso, como zona donde había mucha evangelización… se erigen las principales  abadías. Muchas de ellas por la zona del Sena.

En el XI conquista de Inglaterra por Guillermo el Conquistador, vikingo él. En parecidas fechas los normandos como mercenarios de los Bizantinos conquistan Sicilia y nos dejan posteriormente toda la belleza de la corte en el palacio de los Normandos en Palermo.

Y en el XIII son conquistados por Francia…..

En poco tiempo pasan de tener el Valhalla como paraíso a tener el infierno o el triste cielo de los cristianos.

Pobres…

Sigue leyendo “Una de Vikingos: Normandía”

Los Cátaros: Una escuela de sufrimiento.

Estuvieron en el sitio y el momento inadecuado.

A nada que rasques un poco, te encuentras que intentar entender los vaivenes de la política en la Edad Media, es cuando menos difícil.

Y entender por que Languedoc o más extensamente Occitania, fueron caldo de cultivo de la religión de los búlgaros, considerada herética desde lo inicios.

O porque esta zona, fue de las primeras que dejaron el latín.

O dicen que fue el momento de oro de los trovadores y Cantos de Amor.

Y participaron en los inicios de las cruzadas, de las órdenes mendicantes.

Y muchas otras cosas que no tocan en ésta entrada pero que le dan el entorno para intentar entenderlo.

Preparando el viaje, releí el libro de Rosa Montero: La Historia del Rey Transparente

Una forma graciosa de meterte en ese SXIII tan lleno de historias en esta zona tan concreta.

Lo que está claro es que aún cuando la historia la cuentan los vencedores, Simón de Montfort y la Inquisición perdieron la batalla de la propaganda y casi todos, de forma instintiva nos ponemos a favor del débil, en éste caso lo Buenos Hombres y Mujeres, los Perfectos, los seguidores del Catarismo.

El ascetismo desaforado, la pobreza explicada y vivida, la igualdad entre mujeres y hombres, contrastaba demasiado con la Iglesia rica y recaudadora de diezmos que ahogaban a los siervos.

No queda tan claro qué hizo que los nobles apoyaran éste movimiento, salvo quizas , el marcar diferencias con el Reino de Francia, que en aquel entonces era realmente poco más que París.

Una vez eliminados esos nobles occitanos, los cátaros fueron masacrados pueblo a pueblo por la recién inaugurada Inquisición y la orden de los Dominicos o peroos del señor..

Hoy en día, y de eso los franceses saben mucho, es un dinamizador del turismo de ésta zona, especialmente de Aude, autodenominado País Cátaro y donde se encuentran la mayor parte de los castillos y poblaciones que hemos visitado.

Sigue leyendo “Los Cátaros: Una escuela de sufrimiento.”

El Canal del Mediodía: 241 Km de tranquilidad.

El tiempo se ralentiza en las orillas del Canal del Midi

Y digo en las orillas, ya que no hemos tomado la opción mas envidiada en los días que hemos estado cerca: ¡alquilar una barquito!.

Uno de esos que no necesita carnet de lobo de mar. Y que está a un precio razonable si te juntas dos o tres familias.

Para evitar una larga descripción de cómo el tiempo se ralentiza, de la languidez del calor y del dolce far niente, si has visto Estiu 1993, o has leído Retorno a Brideshead de un tirón, te puedes hacer una idea bastante buena.

Sin que sirva como sustitutivo, nos pasamos varias horas en una silla junto a uno de esos puentes imposibles (en los que resulta difícil entender como entran los barcos por los lados y por arriba), reglamentariamente vestidos con nuestros shorts, camisa polo y gorro marinero, inmaculadamente blancos y con notas de azul.

Alguna cara de sorpresa inicial y después de cachondeo ya cayó.

¡Parece que en zona fluvial el atuendo es diferente!.

Sigue leyendo “El Canal del Mediodía: 241 Km de tranquilidad.”