Apurando los sentidos. Etapa decimoctava.

Ficha

Hospital de Orbigo Astorga 15

A Santiago 252

Acumulados 482,4

Recorrido

Hoy la lluvia ha marcado sus caprichos.

Hemos salido tarde de Hospital de Orbigo.

Pero por la mejor razón.

Nos hemos quedado dormidos.

No ronquidos, no gente a las cinco empezando con las luces. Todos como una sopa. Cuando ha entrado la hospitalera avisándonos que nos quedaban quince minutos, todos con una prisa que no recordábamos.

No habia bares abiertos así que a continuar.

He cogido la vía alternativa. En este caso solo era un kilómetro de diferencia. Ayer el camino alternativo eran seis más.

Una gozada de paseo. Pasas por Villares de Orbigo que tampoco tenía bar abierto, por Santibañez de Valdeiglesias donde hemos desayunado todos los de Hospital.

Varios de ellos, uno vallisoletano, da la sensación que llegaremos a Santiago.

Sigue el paseo entre campos rojizos, encinos y olmos. Agradable, entre chispeos de lluvia

Me encuentro con la casa de los dioses. En mayúscula.

En alguna entrada hablaba de la mística del camino. Pues aquí representada. Dos tíos, que después de hacer el camino montaron un sitio, todo free muy hippie, para reivindicar el camino y no el Business Way en el que lo están convirtiendo.

Curioso.

Un poco más adelante creo que le hicimos la fotos Ane.

Astorga se nos muestra con su catedral.

Cada vez llueve más.

He sacado las polainas,el gorro  y la txamarra. Y el paraguas que por fin se abre.

No es el diluvio, pero cae bien.

En la plaza de Astorga me encuentro a los otros dudando.IMG-20161022-WA0042.jpg

Yo creo que lo tengo claro. Hoy llueve y mañana no.

Hoy no toca seguir.

Al albergue San Javier, donde una vez más me confirman que no guardan los registros antiguos.

Sitio agradable, caro, pero con una chimenea que lo compensa. Ahora mismo estoy cerca de ella.

Y ¿qué puedo hacer en Astorga a las dos media?

Meditar.

Meditar en cual de los sitios te vas a comer el cocido maragato.

Ya que va de viaje sentimental, cojo el maragatos dos.

Entras avergonzado, cabreado por ser tan débil, triste contigo mismo.

Y sales abotargado, bebido, arrepentido, triste….

Y ¿que pasa entre medio que justifique tanta tristeza?

Pues una explosión de los sentidos.

Comida antigua, excesiva. Y si no te lo parece ya se encargan los camareros de preguntarte si quiere más de cada parte.

Cocido maragato con mayúsculas.

He necesitado una queimada y dos orujos para recordar que no estaba en el cielo.

He pagado veintidós euros que es el menú. Incluida botella de vino Mencía razonable y café de puchero.

Arrepentido pero volveré.

Volveremos

Gastos

Albergues 15, compras 7,5, desayuno 2,5, comida 22,bar 5

Acumulado 413

Mañana

Puede que El acebo.

Bajar a Molinaseca igual es demasiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s